Operación del sistema eléctrico
Red Eléctrica opera el sistema eléctrico español, tanto en la península como en los sistemas no peninsulares de Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla, garantizando en todo momento la seguridad y la continuidad del suministro eléctrico.

La operación del sistema comprende las actividades necesarias para garantizar dicha  seguridad y continuidad, así como la correcta coordinación entre el sistema de producción y la red de transporte, asegurando que la energía producida por los generadores sea transportada hasta las redes de distribución con las condiciones de calidad exigibles en aplicación de  la normativa vigente.

Centros de control

Equilibrio constante entre generación y consumo

Una de las características de la energía eléctrica es que no puede almacenarse en grandes cantidades. Esto supone que, para el correcto funcionamiento del sistema eléctrico, la producción de las centrales de generación debe igualarse al consumo de forma precisa e instantánea. Es decir, debe existir un equilibrio entre generación y demanda en tiempo real para evitar desequilibrios que se traducen en desvíos de frecuencia respecto al valor nominal de 50 Hz.

La función de Red Eléctrica, como operador del sistema, consiste en garantizar ese equilibrio en el sistema eléctrico español. Para ello, realiza las previsiones de la demanda de energía eléctrica y gestiona en tiempo real las instalaciones de generación y transporte eléctrico, logrando que la producción programada en las centrales eléctricas coincida en cada instante con la demanda de los consumidores. En el caso de que difiera, envía las órdenes oportunas a las centrales para que ajusten sus producciones aumentando o disminuyendo la generación de energía de manera que se mantengan márgenes de generación suficientes para hacer frente a posibles pérdidas sobrevenidas de generación o cambios en el consumo previsto.

Además, en el sistema eléctrico peninsular, Red Eléctrica gestiona los denominados mercados de servicios de ajuste, mercados mediante los que se adecuan los programas de producción, libremente establecidos por los sujetos en el mercado diario y mediante contratación bilateral, y posteriormente en el mercado intradiario, a los requisitos de calidad, fiabilidad y seguridad del sistema eléctrico. Se entiende por servicios de ajuste o mercados de ajuste, la solución de restricciones técnicas, la asignación de los servicios complementarios y la gestión de desvíos.

En los sistemas no peninsulares de Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla para garantizar el equilibrio constante entre generación y demanda en tiempo real, Red Eléctrica lleva a cabo un despacho económico de las unidades de generación.

Red Eléctrica elabora anualmente las previsiones de evolución de la demanda eléctrica a medio y largo plazo, así como de su cobertura, fundamentales para la elaboración de los planes de desarrollo futuro de la red de transporte, que son aprobados por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Servicios de ajustes del sistema

Según la normativa actual los servicios de ajuste son:

Solución de restricciones técnicas

Servicio de ajuste cuya finalidad es resolver las restricciones técnicas del sistema, mediante la limitación y modificación, en su caso, de los programas de producción de las unidades de generación y de consumo de bombeo que resuelven las restricciones técnicas identificadas con el menor coste para el sistema.

Servicios de balance gestionados por mecanismos de mercado

  • Regulación secundaria. Servicio de carácter potestativo que tiene por objeto el mantenimiento del equilibrio generación-demanda, corrigiendo de forma automática los desvíos respecto al programa de intercambio previsto del Bloque de Control "España" y las desviaciones de la frecuencia del sistema. Su horizonte temporal de actuación alcanza desde los 20 segundos hasta los 15 minutos. Este servicio es retribuido mediante mecanismos de mercado por dos conceptos: disponibilidad (banda de regulación) y utilización neta (energía). La energía de regulación secundaria se corresponde con la utilización del producto estándar europeo de reserva de activación automática para la recuperación de la frecuencia (aFRR, por sus siglas en inglés).
  • Regulación terciaria. Servicio de carácter potestativo y oferta obligatoria de la capacidad disponible a subir y a bajar, teniendo en cuenta la disponibilidad de la fuente de energía primaria. Este servicio de ajuste es gestionado y retribuido mediante mecanismos de mercado, y tiene por objeto resolver los desvíos entre generación y consumo y restituir la reserva de regulación secundaria utilizada. La reserva de regulación terciaria se define como la variación máxima de potencia que puede efectuar una unidad de programación en un tiempo máximo de 15 minutos. La energía de regulación terciaria se corresponde con la utilización del producto estándar europeo de reserva de activación manual para la recuperación de la frecuencia (mFRR, por sus siglas en inglés).
  • Energía de balance de tipo Replacement Reserve (RR). Servicio que tiene por objeto hacer frente a los desequilibrios del sistema entre la generación y el consumo, y restablecer o mantener el nivel de energías de recuperación de la frecuencia (energías de regulación secundaria y terciaria). Es un servicio de carácter potestativo y activación manual, en un tiempo máximo de 30 minutos, y que es retribuido mediante mecanismos de mercado.

    Conforme a lo establecido en el Reglamento (UE) 2017/2195 de la Comisión de 23 de noviembre de 2017 por el que se establece una directriz sobre el balance eléctrico, y al objeto de contribuir al desarrollo del mercado interior de la electricidad en Europa, la gestión de las energías de balance de tipo RR (proyecto europeo TERRE), y el proceso de compensación de desequilibrios automáticos entre sistemas (proyecto europeo IGCC) se realizan ya, desde el año 2020, mediante plataformas europeas de balance, estando previsto que los servicios de regulación terciaria (mFRR) y de regulación secundaria (aFRR), pasen también a ser gestionados en los próximos años en las nuevas plataformas europeas de balance previstas para cada uno de estos servicios (proyectos europeos MARI y PICASSO), conforme al calendario previsto en dicho Reglamento.

    La participación en los servicios de balance requiere la habilitación previa por parte de Red Eléctrica como operador del sistema, habilitación que exige, entre otros requerimientos, haber superado con éxito las pruebas de habilitación específicamente e establecidas a estos efectos.

 

Pincha en este enlace si quieres consultar nuestro Código de Conducta del Operador del Sistema

Conoce la web pública del operador del sistema en https://www.esios.ree.es.

Consulta la curva de precios horarios de la energía para los consumidores acogidos al PVPC.

El Mercado Ibérico de Electricidad (Mibel) es el resultado de una iniciativa conjunta de los gobiernos de Portugal y España, y representa un importante paso en la construcción del mercado interno de electricidad.