Sala de prensa

Sala de prensa

23.07.2018
Hoy se ha desmontado el primer apoyo en Sant Julià de Ramis

Se inicia en Girona el desmantelamiento de las líneas paralelas al eje Vic-Bescanó-Santa Llogaia

  • Incluye el desmantelamiento de 50 apoyos entre Bescanó y la Farga, aunque en total se suprimirán 90 kilómetros de líneas
  • Se trata de la restitución paisajística de infraestructura eléctrica más importante realizada en España en los últimos años

Hoy se han iniciado en el municipio de Sant Julià de Ramis (Girona) los trabajos para el desmantelamiento del primer tramo de las líneas de 220 kilovoltios (kV) que transcurren paralelas al eje Vic-Bescanó-Santa Llogaia, de 400 kV. Concretamente, este primer proyecto consiste en  el desmontaje de 50 apoyos de la línea de 220 kV entre Bescanó y la nueva subestación La Farga, que está en construcción.

En total se suprimirán 18,2 kilómetros entre Bescanó y Sant Julià de Ramis. Los trabajos tienen un plazo de ejecución de seis meses y consisten en el desmontaje de los cables y las cimentaciones, la retirada de los apoyos y la restitución de los caminos. Posteriormente y una vez finalice la construcción de la nueva subestación La Farga, que se ubica entre los términos municipales de Sant Julià de Ramis y Cervià de Ter, también se desmantelará el tramo de línea de 220 kV entre Vic y Bescanó, con la retirada de 100 apoyos a lo largo de 38 kilómetros.

Estos trabajos de desmantelamiento se han presentado hoy en un acto en el que también se ha dado a conocer el Compromiso de Sostenibilidad 2030, de reciente aprobación, que refleja la apuesta de la compañía por un modelo estratégico,  transversal y con visión de largo plazo. Red Eléctrica entiende la sostenibilidad como el compromiso de perdurabilidad de la empresa a través de la creación de valor compartido para todos sus grupos de interés en el desarrollo responsable de sus actividades. En el marco de este compromiso, Red Eléctrica adopta una nueva forma de actuar para dar respuesta a los retos a los que se enfrenta la compañía en los próximos años que se concreta en cuatro prioridades de sostenibilidad: descarbonización de la economía, cadena de valor responsable, contribución al desarrollo del entorno, y anticipación y acción para el cambio.

La subestación La Farga es una infraestructura imprescindible para completar el eje de 400 kV Sentmenat-Vic-Bescanó-Santa Llogaia y poder desmontar las líneas de 220, 132 y 110 kV paralelas, así como para aumentar la calidad de servicio y la garantía de suministro de la mitad norte de la provincia de Girona. Con una inversión de 31 millones de euros, dispondrá de dos parques de transformación, uno de 400 kV y otro de 220 kV, y entrará en servicio a finales del 2018.

El proyecto global comprende la eliminación de un total de 90 kilómetros de líneas que incluye el desmontaje del trazado de la línea de 132 kV entre La Farga y Santa Llogaia y el de la línea de 110 kV Osona-Xirgú en el área de las Guilleries, ambas propiedad de Endesa.

Los cuatro proyectos de desmantelamiento son fruto del acuerdo entre Red Eléctrica, la Generalitat y los municipios afectados por el trazado, según el cual el nuevo eje de 400 kV Sentmenat-Vic-Bescanó-Santa Llogaia incorporaba, mediante el sistema de compactación, las líneas eléctricas que transcurrían paralelas a la de 400 kV. Cuando finalice el proyecto, la construcción de la nueva línea no habrá supuesto incrementar el número de apoyos, dado que la retirada de los antiguos coincide con el número de nuevos apoyos construidos.

La desaparición de los antiguos trazados supone la restitución paisajística más relevante de una infraestructura eléctrica llevada a cabo en España en los últimos años y refuerza el compromiso medioambiental de Red Eléctrica con el territorio.

 

El Gabinete de Prensa de Red Eléctrica publica toda su información escrita y audiovisual en la cuenta de Twitter @RedElectricaREE.

También en Facebook en la cuenta RedElectricaREE.