Sala de prensa

Sala de prensa

Soterramiento de líneas eléctricas -con locución-

La construcción de una línea eléctrica con unas determinadas características es el resultado de un trabajo de ingeniería previo que proporciona la solución técnico-ambiental más adecuada para cada entorno.

En determinadas ocasiones, cuando las líneas eléctricas de alta tensión pasan por zonas urbanas o industriales, o cuando las condiciones técnicas o ambientales lo aconsejan, estas pueden ser subterráneas. La idoneidad de optar por una línea aérea o subterránea dependerá del resultado del estudio de cada entorno ya que tanto la construcción, la instalación y el montaje como el mantenimiento de cada una son muy diferentes.

Las líneas de alta tensión subterráneas se pueden instalar bajo el terreno en tres tipos de canalización: directamente enterrados en una zanja, en tubos de polietileno rodeados de hormigón y, en casos especiales, en una galería.

El soterramiento de líneas de alta tensión en entornos naturales supone un incremento del impacto ambiental en comparación con una línea aérea, además de las dificultades técnicas y el aumento del tiempo y del coste de ejecución.

Fecha de publicación: 
30.01.2009
Autor: 
www.ree.es