Sala de prensa

Sala de prensa

#EnVeranoDesconecta: Cómo hacer un consumo eficiente también en verano

La desconexión estival no es solo cuestión de relajarse. Hacer un uso eficiente de los electrodomésticos en la época de altas temperaturas contribuye a la descarbonización y a hacer frente al Cambio Climático.

En la lucha contra el Cambio Climático y contra el calentamiento global no hay descanso por vacaciones. Por eso, adoptar hábitos para un consumo eléctrico responsable es capital. Los pequeños gestos en términos de consumo eficiente pueden tener grandes impactos, tanto a nivel ambiental como para la economía doméstica.

La generación renovable, liderada principalmente por la eólica y la hidráulica, ven reducida su aportación al ‘mix de generación eléctrica’ en los meses de verano por la preponderancia del clima seco y la ausencia de lluvias. En su lugar, son las tecnologías de generación que emplean combustibles fósiles las que adquieren más protagonismo a la hora de dar cobertura a la demanda de electricidad, la cual también aumenta ligeramente por el aumento del uso de aires acondicionados y otros sistemas de refrigeración.

Pero los meses de verano, con altas temperaturas y las vacaciones, también representan una oportunidad para poner en práctica y reforzar los hábitos de consumo eléctrico eficiente allá donde estemos.

Por eso, porque aliviar el calor no está reñido con la eficiencia, te proponemos algunos pequeños gestos con los que ahorrar energía.

 

Antes de encender la luz en casa, recuerda que es la época del año en la que disfrutamos de más horas de luz solar. ¡Aprovéchalas!

 

Aprovecha que te vas de vacaciones para hacer limpieza de tu aquellos productos olvidados en el fondo de la nevera. Desconéctala de la corriente y evita que el electrodoméstico que más consume contribuya al despilfarro energético

Limpia tu nevera

 

Desenchufa los electrodomésticos que no vas a necesitar por un periodo prolongado, incluidos los ‘stand-by’ de la TV, los equipos de música, ordenadores, microondas, etc. ¿La solución? Apagar la regleta de enchufes

 

Ventila tu casa por la mañana y convierte las corrientes de aire en tu nuevo aire acondicionado

 

Ventila tu casa por la mañana

 

 

Cierra cortinas y persianas cuando no estés en casa para evitar que el calor se concentre. Esta práctica puede reducir entre 2 y 3 grados centígrados la temperatura de tu hogar

 

A la hora de encender tu sistema de climatización, recuerda cerrar bien las ventanas para evitar que se escape el frío y mantener la temperatura a 25 grados. Recuerda que cada grado menos, más consumo eléctrico

 

Protege del sol las habitaciones en las que no vayas a estar

 

Fecha de publicación: 
01.08.2019