Sala de prensa

Sala de prensa

La descarbonización que llega

24.04.2020
La emisión de gases de efecto invernadero asociada a la generación eléctrica del mes de marzo fue la menor desde 2007, impulsado, principalmente, por las condiciones climatológicas afines a la entrada de producción renovable y por los efectos derivados del coronavirus.
 
España cerró el mes de marzo con el menor dato de emisiones de CO2 equivalente asociado a la generación eléctrica. La eólica se alzó como primera fuente de producción aportando el 26,6%, seguida de la nuclear (24,6%) y la hidráulica (14,8%). Tres tecnologías limpias al frente de toda la estructura de generación.

Pese al descenso de la demanda de electricidad en nuestro país en marzo como consecuencia de la COVID-19, en este mes se generaron 7.726 GWh de origen renovable, la tercera cifra más alta registrada en un mes de marzo y significó el 49,4% de la producción.

De esta manera, con 2.395.406 tCO2 equivalente, España marcó un nuevo histórico en favor de la transición energética, en un mes en que también se anotaron mínimos en las emisiones de la Península, Baleares y Canarias.
 

Y es que, por cada MWh de generación eléctrica producido en España durante el mes de marzo se emitieron 0,11 toneladas de CO2 equivalente, la menor tasa media desde que se tienen registros en Red Eléctrica.

Una semana para el recuerdo

Las condiciones climatológicas de la primera semana de marzo fueron el aperitivo de lo que después sería un buen mes para la transición energética: durante estos días, el viento aportó entre el 29 y el 51% del total de producción diaria de nuestro país y con él, las energías renovables significaron el 59,5% del total de la generación eléctrica. Además, durante estos siete días, la energía libre de emisiones de gases de efecto invernadero se mantuvo en torno al 80% entre el domingo 1 y el sábado 7 de marzo.

Tampoco el resto del mes presenta datos desdeñables: solo 3 de los 31 días del mes, la generación libre de emisiones de CO2 equivalente fue inferior al 70%.
 

1 de marzo: ¿un domingo cualquiera?
El día 1 de marzo se convirtió en el segundo día con menores emisiones asociadas a la generación eléctrica en España, con un total de 58.649,998 tCO2 equivalente. El dato alcanzado este domingo se coloca por debajo del mínimo histórico que, según los datos que ofrecen los registros, fue el 22 de diciembre de 2019, en que estas alcanzaron las 52.784,22 tCO equivalente. Pero…, ¿qué paso ese domingo 1 de marzo? El viento impulsó a la eólica a desplegar todo su potencial al producir un total de 358 GWh. Con esta cifra fue la responsable del 50,6% de la toda la generación de electricidad en España en una jornada en que había incrementado hasta casi un 300% su generación del mismo día de 2019.
Un año con el carbón en mínimos
Fue en marzo del año pasado cuando el carbón comenzó a reducir su generación como anticipo de una anunciada y paulatina desescalada. Antes aportaba más del 10% del total mensual en España, pero desde hace un año, el carbón ya no pasa del 5%. De hecho, los 475 GWh de esta tecnología durante el mes de marzo significan un 50,9% menos de lo generado en el mismo mes de 2019. El hueco dejado se cubre ahora con producción renovable y con ciclo combinado, cuyo factor de emisión se reduce hasta la mitad con respecto al carbón.