Sala de prensa

Sala de prensa

06.02.2013
El programa de inversión incluye la interconexión Mallorca-Ibiza, que se finalizará en el 2015

Red Eléctrica invertirá 365 millones de euros en la red de transporte de Baleares

Red Eléctrica de España destinará a la red de transporte eléctrico de Baleares el 30% de los 1.000 millones del programa extraordinario de instalaciones estratégicas que, a nivel nacional, fue aprobado por el Consejo de Ministros el pasado mes de diciembre. Este programa sirve de puente entre la suspensión de la planificación anterior, según el Real Decreto Ley 13/2012 de 30 marzo, y la nueva planificación prevista para el periodo 2014-2020, actualmente en trámite administrativo.

Esta inversión, unida a la prevista para las instalaciones que ya se encuentran en tramitación, asciende a 365 millones de euros. De esta manera, Red Eléctrica continúa con una senda estable de inversiones en la red de transporte balear. 

La secretaria autonómica de Promoción Empresarial y Ocupación del Gobierno balear, Lourdes Cardona; el director general de Industria y Energía, Jaime Ochogavía; el subdirector general de Operación de Red Eléctrica de España, Miguel Duvison, y el director de Operación del Sistema de Baleares, Ramón Granadino, han explicado hoy a los medios los proyectos incluidos en este plan y cómo repercutirán en la mejora de la fiabilidad y garantía de funcionamiento del sistema eléctrico de Baleares. 

Interconexión eléctrica Mallorca-Ibiza
Una de las inversiones más destacadas de este programa, desde el punto de vista de la garantía de suministro y la vertebración del territorio, es la interconexión submarina Mallorca-Ibiza, que unirá los dos sistemas eléctricos existentes actualmente en Baleares (Mallorca-Menorca e Ibiza-Formentera). 

Este proyecto completará el proceso de interconexión eléctrica entre la Península y Baleares, iniciado con el proyecto Rómulo (interconexión eléctrica Península-Mallorca), y permitirá conectar plenamente el sistema eléctrico insular al mercado eléctrico ibérico y al continental. Esta conexión aumentará la garantía de suministro en Ibiza y Formentera, algo de lo que ya disponen Mallorca y Menorca desde el año pasado, especialmente en las situaciones críticas producidas en los meses de septiembre y noviembre. 

La interconexión eléctrica entre Mallorca e Ibiza se realizará mediante un doble enlace submarino de 132 kilovoltios (kV) en corriente alterna. Con una longitud de 123 km (incluidos los 115 km del tramo bajo el mar), será el enlace submarino más largo del mundo en corriente alterna y el más profundo de este tipo, ya que discurrirá por fondos marinos de hasta 800 metros. 

Con una inversión de 225 millones de euros, el enlace unirá la subestación de Santa Ponsa (Mallorca) con la de Torrent (Ibiza), y entrará en funcionamiento, en una primera fase, en el 2014 para verse completado en el 2015. 

Además de la seguridad de suministro, la interconexión submarina Mallorca-Ibiza aportará ventajas de carácter ambiental y de ahorro y sostenibilidad del sistema eléctrico. En este sentido, después de los primeros cuatro meses de operación comercial del cable Península-Mallorca el ahorro anual estimado para el sistema eléctrico español es de 25 millones de euros. Asimismo, para el primer año de operación comercial las emisiones de CO2 evitadas previstas alcanzan las 250.000 toneladas, que equivale a más de dos millones de euros adicionales. 

Inversiones en la red de transporte de Ibiza
Dentro del programa extraordinario de infraestructuras estratégicas se incluyen también otras actuaciones destinadas a mejorar la red de transporte eléctrico de Ibiza. 

Las inversiones previstas van dirigidas al refuerzo del mallado de la red de transporte de la isla y a su adaptación al futuro suministro de la interconexión submarina entre Mallorca e Ibiza. 

Con este objetivo, se incluye la construcción de una nueva línea de doble circuito de 132 kV y unos 11 km de longitud, de los que 7 km son aéreos, entre las subestaciones de Torrent y de San Antonio, y la ampliación de esta última con la incorporación de un nuevo parque de 132 kV y de dos transformadores que conviertan la tensión de 132 kV, del suministro procedente de la interconexión, a 66 kV, que es la que utiliza la red de transporte de Ibiza. 

Nueva línea en Palma de Mallorca
Las actuaciones previstas en Mallorca van dirigidas al refuerzo del suministro de la zona metropolitana de Palma de Mallorca con la construcción de la línea Catalina-Falca, de 66 kV, que irá conectada a la nueva subestación de Falca. Esta subestación tiene ya aprobada toda la tramitación e irá ubicada en el centro de la ciudad. 

Otros proyectos en curso
A estas actuaciones extraordinarias aprobadas por el Consejo de Ministros de diciembre del 2012 se unen otros proyectos que habían progresado en su tramitación y que son esenciales para el refuerzo de la red de transporte balear. 

Entre estas inversiones destacan las que se realizarán en Mallorca con la subestación de San Martín, en Alcudia, de 220 y 66 kV, que mejorará la capacidad de evacuación de la generación térmica de Murterar y apoyará a la nueva demanda de la zona norte de Alcudia; la nueva subestación de Son Moix, en Palma, de 220 y 66 kV, cuyo objetivo es reforzar el mallado de la red de transporte de Palma y reconfigurar todas las líneas de 66 kV que alimentan a la ciudad, y la de Cala Blava, en Llucmajor, de 66 kV, necesaria para dar apoyo a la demanda y liberar de potencia a otras subestaciones de la zona costera. 

Asimismo, también se incluye la nueva subestación de Alaior, de 132 kV, en Menorca, para la alimentación de nueva demanda de la zona.