Sala de prensa

Sala de prensa

17.03.2011
La subestación conectará con tres líneas de 400 kilovoltios

Red Eléctrica inaugura mañana la subestación de Penagos, una instalación clave para el suministro de Cantabria

Red Eléctrica inaugura mañana la subestación de Penagos, una instalación clave para garantizar el suministro eléctrico de Cantabria y para permitir la evacuación de los parques de energía eólica que se encuentran actualmente en desarrollo en la región.

La subestación de Penagos es el elemento central del refuerzo que se está llevando a cabo en el mallado de la red eléctrica cántabra, que implica también la construcción o adaptación de tres líneas de alta tensión. Con estas actuaciones se logrará un triple objetivo: mejorar el suministro eléctrico de la región, en especial de Santander y sus alrededores; permitir la evacuación de los parques de energía eólica actualmente en desarrollo y garantizar la alimentación del tren de alta velocidad.

Así, el plan de refuerzo eléctrico de Cantabria incluye tanto los trabajos en la subestación de Penagos, que han contado con un presupuesto de 16,5 millones de euros, como las actuaciones en las tres líneas de 400 kilovoltios que parten de esta instalación:

  • Línea Penagos-Aguayo, que conecta Cantabria con las líneas procedentes de la Meseta. Los trabajos en esta línea han consistido en la adaptación de la línea existente de 220 kilovoltios a 400 kilovoltios para aumentar su capacidad. Presupuesto: 1,2 millones de euros
  • Línea Penagos-Soto de Ribera, que enlaza Cantabria con Asturias y Galicia. Esta línea, de 178 kilómetros, estará en servicio en las próximas semanas. Presupuesto: 117 millones de euros
  • Futura línea Penagos-Güeñes, que comunicará Cantabria con el País Vasco. Tiene un total de 75 kilómetros, aunque en la actualidad solo se encuentra en servicio la parte cántabra de la línea. Los tramos que recorren territorio vasco están en tramitación o en construcción. Presupuesto: 68 millones de euros


Eje norte
Todas estas infraestructuras forman parte del denominado "eje norte", un proyecto que pretende conectar con líneas eléctricas de transporte todo el norte peninsular, incluyendo las comunidades autónomas de Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco.

La función básica de una subestación es conectar entre sí varios elementos de la red, con el fin de hacer llegar la energía generada en las centrales eléctricas hasta los consumidores. Así, la subestación de Penagos permitirá articular las nuevas líneas eléctricas y apoyará a las tres subestaciones existentes en Cantabria -Puente de San Miguel, Cacicedo y Astillero-, todas ellas de 220 kilovoltios.