Sala de prensa

Sala de prensa

31.01.2013
Compromiso de la empresa con el desarrollo sostenible

Red Eléctrica inaugura el Centro de Mantenimiento de Ribadavia, un edificio con alta calificación energética

Red Eléctrica de España ha inaugurado hoy el Centro de Mantenimiento de Ribadavia, en Orense, un edificio que alcanza la calificación energética tipo B, la máxima que se puede obtener en una instalación atendiendo a criterios puramente constructivos relacionados con la eficiencia energética.

Al acto ha asistido el alcalde de Ribadavia, Marcos Blanco; el delegado territorial de la Xunta de Galicia en Ourense, Rogelio Martínez; la subdirectora general de Mantenimiento de Instalaciones de Red Eléctrica, Eva Pagán, y el delegado regional de la compañía en Galicia, Carlos González, junto a otros representantes del sector energético.

El Centro de Mantenimiento de Ribadavia es un edificio de servicios para la red de transporte de energía eléctrica de la zona sur de Galicia. Con una superficie construida de 413 m2, atenderá las necesidades de subestaciones de Orense, Pontevedra y Lugo. Junto con el de Mesón do Vento (La Coruña) conforma el Área de Mantenimiento de Red Eléctrica en Galicia.

El Centro de Mantenimiento de Ribadavia, unido al que la compañía inauguró en Casaquemada (Sevilla) en marzo del 2012, son un reflejo del compromiso de Red Eléctrica con el desarrollo sostenible, la defensa del medioambiente y la eficiencia energética. Ambos edificios están construidos con materiales que contribuyen a la reducción del consumo de energía eléctrica y de agua, y se han utilizado sistemas de alta eficiencia energética. 

Eficiencia energética
Existe una escala de siete calificaciones energéticas (de la A a la G), según las emisiones de kg/m2 de CO2 y de kWh/año que se emiten a la atmósfera, producto del consumo de calefacción, refrigeración y agua caliente. El edificio de Ribadavia se ha construido con los siguientes elementos y materiales: 

  • Aislante en fachadas y cubiertas, y doble acristalamiento con vidrios con control solar, que minimizan las pérdidas de energía y optimizan el uso de los sistemas de climatización
  • Instalación de iluminación con detectores de presencia y de climatización de alta eficiencia energética
  • Sistema de colectores solares para que el consumo eléctrico en agua caliente sea mínimo
  • Reducción de consumo de agua mediante sistema de pulverización
  • Contadores de eficiencia energética para el control de consumos eléctricos
  • Postes para la recarga de coches eléctricos


El edificio de Ribadavia podría haber contado con calificación A si hubiera dispuesto de autoabastecimiento total o parcial de energía, pero la normativa que regula el sector prohíbe a Red Eléctrica, por su condición de operador del sistema eléctrico español, generar energía. Por tanto, la calificación obtenida es la máxima que puede alcanzar un inmueble en función de cómo ha sido construido.