Sala de prensa

Sala de prensa

29.11.2012
Interconexión eléctrica España-Francia

La perforadora del lado español ya ha llegado a la mitad del túnel bajo los Pirineos orientales

Iniciados los trabajos de soterramiento en zanja del resto de la línea

La construcción del túnel de la interconexión eléctrica entre España y Francia ha alcanzado ya los 4,7 kilómetros desde el lado español, que sumados a los 400 metros que la tuneladora Canigó ha perforado desde el lado francés, completan ya el 60% del total de la longitud del túnel (8,5 kilómetros).

Tanto la tuneladora Alberes, que comenzó a trabajar el pasado mes de marzo desde La Junquera, como la tuneladora Canigó, que lo hizo en el lado francés a principios de noviembre desde Montesquieu des Alberes, continuarán perforando hasta encontrarse, previsiblemente en marzo del 2013, si se mantienen las condiciones de trabajo actuales.

En total, la interconexión eléctrica desde Santa Llogaia (cerca de la localidad española de Figueras) hasta Baixas (cercana a la francesa de Perpiñán), tendrá una longitud de 64,5 kilómetros, de los que 8,5 son bajo los Pirineos orientales y 56 en zanja soterrada.

Esta semana han comenzado los trabajos de soterramiento en zanja en la parte española, de 30 kilómetros (desde Santa Llogaia hasta La Junquera) e incluyen también en torno a 20 perforaciones dirigidas, diseñadas para reducir al máximo el impacto ambiental de la línea y salvar grandes obstáculos como carreteras, ríos o vías férreas. Hasta ahora están completadas dos, entre los municipios de Biure y Pont de Molins. 

Esta interconexión se convertirá en el enlace soterrado de mayor longitud de Europa y será también el de mayor capacidad de transporte eléctrico en corriente continua, con dos cables de 1.000 megavatios (MW) cada uno, que incrementarán la capacidad total de intercambio eléctrico entre España y Francia hasta alcanzar los 2.800 MW, lo que duplicará la capacidad actual y ampliará la seguridad del sistema eléctrico peninsular.