Sala de prensa

Sala de prensa

19.12.2011
Ya se han perforado 40 metros de galería en la parte española

Entregada la tuneladora que excavará el túnel de la interconexión eléctrica con Francia

La tuneladora que hará el túnel de la interconexión eléctrica entre España y Francia ya está fabricada. La máquina, a la que se ha bautizado con el nombre de Alberes y que se ha construido en Alemania, será transportada hasta España a lo largo de los próximos meses para empezar a horadar el túnel en la primavera del 2012.

Junto a su gemela francesa, de nombre Canigó, que trabajará desde el lado francés, excavará un túnel de 8,5 kilómetros de longitud en los Pirineos orientales, entre los municipios de La Junquera y Montesquieu. 

Diseñada para trabajar tanto en roca dura como en zonas de fallas o con rocas blandas, la máquina tiene una cabeza de corte con un diámetro exterior de 4,3 metros, y una longitud de 11,5 metros. Se completa con un equipo de rezaga, formando un tren que tiene una longitud total de 308 metros. 

Actualmente ya se han excavado 40 metros de galería en la boca del túnel en el término municipal de La Junquera. Se trata de los trabajos previos necesarios para instalar la tuneladora cuando llegue a España en el mes de marzo del próximo año. 

La empresa alemana Herrenknecht, que ha diseñado y fabricado la tuneladora especialmente para este proyecto, presentó la máquina el pasado 16 de diciembre a los técnicos del consorcio Dragados-Eiffage TP, encargado de la construcción del túnel, así como a representantes de Inelfe, la sociedad creada para construir y poner en marcha la interconexión, formada por Red Eléctrica de España y su homóloga francesa, Réseau de Transport d'Électricité. 

La línea de interconexión con Francia, de 65 kilómetros, entre los municipios de Santa Llogaia (cerca de Figueras, en España) y Baixas (cerca de Perpiñán, en Francia) será soterrada. Debido a su longitud y a sus especiales características, el enlace utilizará corriente continua en lugar de alterna, por lo que incluye, también, la construcción de sendas estaciones conversoras en Santa Llogaia y Baixas, que se encargarán de transformar la corriente continua en alterna y viceversa. 

La interconexión, que cuenta con un presupuesto de 700 millones de euros, ha sido declarada proyecto de interés europeo, y está financiada por la Unión Europea con 225 millones de euros en el marco del programa EEPR (European Energy Prog

ramme for Recovery). Inelfe ha llegado a un acuerdo con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) para recibir un préstamo de 350 millones de euros destinado a este proyecto.