Sala de prensa

Sala de prensa

17.10.2012
Interconexión eléctrica España-Francia

Comienzan los trabajos de perforación del lado francés del túnel

Los presidentes de Réseau de Transport d'Électricité, Dominique Maillard, de Red Eléctrica de España, José Folgado, y de Inelfe, Carlos Collantes, han inaugurado hoy las obras del lado francés del túnel para la interconexión eléctrica entre España y Francia. El inicio de los trabajos de perforación de la tuneladora supone un momento clave en la construcción de esta línea, la primera que se construye entre España y Francia desde hace 30 años. Se prevé terminar la construcción del túnel a finales del 2013.

La tuneladora Canigó, que tiene una longitud de 300 metros, cuenta con una cabeza de corte con un diámetro de 4,3 metros y 11,5 metros de largo. Hasta el momento, se han excavado 150 metros de túnel en la zona de Montesquieu. Se trata de trabajos preparatorios necesarios para que la tuneladora pueda empezar a horadar la entrada norte del túnel. 

Canigó se suma de este modo al trabajo de su gemela española, Alberes, para perforar un túnel de 8,5 kilómetros de largo y 3,5 metros de diámetro bajo el macizo pirenaico de las Alberas, uniendo La Junquera y Montesquieu-des-Albères. La tuneladora española comenzó a perforar a principios de marzo del 2012 desde el extremo sur del túnel y ya ha excavado más de tres kilómetros.

Las dos tuneladoras han sido especialmente diseñadas y fabricadas para este proyecto por la empresa alemana Herrenknecht.

La nueva línea, compuesta por dos enlaces de 1.000 MW, supone un reto tecnológico y enlazará los municipios de Santa Llogaia (próximo a Figueras) y Baixas (junto a Perpiñán) mediante un trazado totalmente subterráneo de 64,5 km. Debido a su longitud y a sus características específicas, la línea utilizará corriente continua en lugar de alterna como los sistemas eléctricos de España y Francia. Por ello, el proyecto incluye la construcción de una estación conversora en cada extremo del enlace, para transformar la corriente continua en corriente alterna y viceversa. La puesta en servicio de este enlace eléctrico está prevista para finales del 2014.

El nuevo enlace entre España y Francia fomentará el desarrollo económico de las regiones fronterizas y supondrá una mayor seguridad de suministro. Además, permitirá aprovechar al máximo la electricidad procedente de fuentes de energía renovable y contribuirá a la creación del mercado europeo de electricidad.

El proyecto, que cuenta con un presupuesto de 700 millones de euros, ha sido declarado de interés europeo y está financiado por la Unión Europea con hasta 225 millones de euros en el marco del programa EEPR (European Energy Programme for Recovery). Asimismo, Inelfe, Réseau de Transport d'Électricité y Red Eléctrica de España han firmado un préstamo con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) por importe de 350 millones de euros.