Sala de prensa

Sala de prensa

14.02.2014

Las tecnologías de generación que no emiten CO2 cubren el 16% de la demanda eléctrica de Baleares en el 2013

En este año, la aportación del enlace eléctrico con la Península ha supuesto para el sistema balear una reducción de 250.000 toneladas en las emisiones de CO2.

La interconexión eléctrica submarina entre Mallorca y la Península, y la consiguiente integración del sistema eléctrico insular con el mercado eléctrico peninsular ha permitido que las tecnologías de generación eléctrica que no emiten CO2 proporcionaran el 16,2% de la energía consumida en Baleares en el 2013.

De esa contribución del 16,2%, un 4,6% de la energía se produjo en centrales nucleares, mientras que el 11,6% fue generada gracias a fuentes de origen renovable. Además, el 2,4% de esta energía renovable se produjo en el archipiélago balear.

La importancia del enlace en el aumento de la aportación de energías libres de emisiones obedece a que la energía transferida del mercado eléctrico peninsular cuenta con una generación más diversificada y económica que la insular, con un alto porcentaje de energía de origen renovable. En el 2011, último año completo antes de la puesta en funcionamiento de esta interconexión submarina, la energía sin CO2 significó 1,9% de la cobertura de la demanda balear.

El funcionamiento del enlace eléctrico entre Baleares y la Península comenzó en febrero del 2012, en un período de pruebas que se extendió hasta el mes de agosto del mismo año, momento en que la interconexión inició su explotación en régimen normal de operación.

A lo largo del 2013, la energía procedente de la Península ha cubierto el 22% del consumo total del sistema balear. Además, la aportación del enlace ha supuesto en ese período un ahorro en el coste de generación de 43 millones de euros y una reducción paralela de las emisiones de CO2 cifrada en 250.000 toneladas.

La entrada en servicio en el 2012 del enlace Península-Mallorca con 400 MW de capacidad es el primer esfuerzo realizado en España para incorporar sistemas aislados a la red eléctrica continental, tanto para garantizar la seguridad del suministro como para promover la integración de los mercados nacionales.

Red Eléctrica realiza en estos momentos la ejecución de la interconexión eléctrica submarina entre Mallorca e Ibiza. Este enlace, que supone una inversión de 225 millones de euros, unificará los dos sistemas eléctricos existentes en las Baleares y completará así su integración con los mercados eléctricos ibérico y europeo.

Este nuevo enlace, que prevé su puesta en funcionamiento para el año 2015, incidirá en una mayor garantía para el suministro, permitirá una reducción  añadida de costes para el sistema y un nuevo aumento de la participación de tecnologías de generación libres de emisiones en el sistema eléctrico balear.

 

El Gabinete de Prensa de Red Eléctrica publica toda su información escrita y audiovisual en la cuenta de Twitter @RevistaREE.

También en Facebook en la cuenta Revista Entrelíneas.