Sala de prensa

Sala de prensa

16.02.2010

Inelfe adjudica a Siemens y Prysmian la construcción de la línea eléctrica entre España y Francia

Inelfe, sociedad conjunta constituida por REE y RTE a partes iguales, ha adjudicado dos contratos de construcción de la línea subterránea de interconexión eléctrica entre España y Francia. Estos contratos suponen el 60% del presupuesto total con el que cuenta Inelfe para la ejecución de la interconexión, que se sitúa alrededor de los 700 millones de euros. 

La interconexión entre España y Francia aumentará la capacidad de intercambio de energía entre ambos países de 1.400 a 2.800 megavatios. Además, reforzará la seguridad del suministro eléctrico a nivel regional y nacional, permitirá utilizar al máximo la producción de las centrales de generación e integrar una mayor cantidad de energía renovable en la red.

Para el trazado, de 65 kilómetros, Prysmian fabricará 252 kilómetros de cable, ya que la interconexión se compone de cuatro cables (dos por enlace), que irán en una zanja de hormigón durante la mayor parte del recorrido, excepto en la parte que atraviesa los Pirineos, que irá en un túnel. Estos dos pares de cables transportarán de un lado a otro de la frontera 2.000 megavatios de corriente continua a 320 kilovoltios. 

Siemens construirá dos estaciones conversoras, una en cada extremo de la línea. Estas estaciones tienen como misión transformar la corriente eléctrica alterna en continua. Estarán situadas en Baixas (Francia) y en Santa Llogaia (España). La tecnología escogida por Inelfe supone numerosas ventajas para la red eléctrica, en comparación con la tecnología de corriente continua convencional, por su flexibilidad y su capacidad para suministrar servicios de apoyo en condiciones complicadas de operación de la red. 

Las tecnologías elegidas en este proyecto constituyen una innovación tanto por la longitud de la línea subterránea como por la tecnología de los cables y de las estaciones conversoras a estos niveles de tensión y de potencia. 

Los trabajos de Inelfe comenzarán en el 2011, una vez que RTE en Francia y REE en España hayan obtenido las autorizaciones administrativas necesarias para la construcción de esta línea de interconexión. En ese sentido, REE obtuvo la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto el pasado 13 de diciembre. 

Las características principales del proyecto (línea subterránea, en corriente continua, con un trazado que utiliza en la medida de lo posible las infraestructuras existentes) vienen definidas por el acuerdo de Zaragoza firmado el 27 de junio del 2008 entre los gobiernos español y francés. 

La interconexión entre España y Francia, declarada proyecto de interés europeo, está financiada con la Unión Europea con 225 millones de euros en el marco del programa EEPR (European Energy Program for Recovery). 

Inelfe (Interconexión Eléctrica Francia-España) es una sociedad conjunta y participada a partes iguales por las empresas gestoras de las redes de transporte de electricidad en España y Francia para el desarrollo de esta nueva línea de interconexión entre ambos países.