Sala de prensa

Sala de prensa

Red Eléctrica adapta su modelo de gestión de riesgos a las recomendaciones de la TCFD

  • La compañía ha analizado los riesgos y las oportunidades derivadas del impacto del cambio climático en sus instalaciones y en la seguridad y fiabilidad del sistema eléctrico nacional. 
  • Esta nueva medida se suma al Compromiso de Sostenibilidad del Grupo que, entre otros objetivos, trabaja para reducir en un 40% las emisiones de CO2 hasta 2030, y la neutralidad en 2050.

 

Red Eléctrica ha llevado a cabo un ambicioso proyecto a lo largo de todo el año 2019, contando con la participación de más de 60 técnicos de distintas unidades de negocio y áreas corporativas, y la máxima implicación de la alta dirección. Durante estos meses se ha procedido a la adecuación del modelo de gestión de riesgos y oportunidades del Grupo en el largo plazo. En el marco de este modelo, se ha revisado el proceso de identificación de riesgos y oportunidades asociados al cambio climático, considerando distintos escenarios. Así, se han tenido en cuenta las proyecciones climáticas propuestas por la AEMET a partir de los escenarios definidos en el Quinto Informe de Evaluación (AR5) del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas y además se han considerado los objetivos de energía y clima propuestos en el PNIEC.

En línea con las recomendaciones de la Task Force on Climate-related Financial Disclosures (TCFD), se han analizado los riesgos y las oportunidades asociados a la modificación de las variables climáticas que pueden afectar directamente a las instalaciones o a la fiabilidad del sistema eléctrico (físicos). Asimismo, se ha estudiado los riesgos y oportunidades asociados a los cambios regulatorios, tecnológicos, de mercado y reputacionales (de transición) derivados de las políticas de lucha contra el cambio climático.
 

Nueva metología

Además, la compañía ha diseñado una nueva sistemática para la valoración de los riesgos y oportunidades y una nueva metodología para su cuantificación en términos financieros. La nueva metodología permite adoptar las medidas de adaptación y mitigación del impacto potencial en nuestras instalaciones, para minimizar los efectos de las condiciones atmosféricas extremas que se puedan dar al final de su vida útil, ya que en el Grupo Red Eléctrica contamos con unas infraestructuras que deben prestar servicio a la sociedad durante más de cuarenta años.

En el año 2015 el Consejo de Estabilidad Financiera (FSB), a petición de los líderes del G20, estableció la Task Force on Climate-related Financial Disclosures, que publicó sus recomendaciones en junio de 2017. Las recomendaciones de la TCFD promueven que las empresas evalúen su resiliencia frente a los diferentes escenarios y proyecciones climáticas y que divulguen información consistente y fiable sobre cambio climático, de modo que los inversores puedan tener en cuenta los riesgos y oportunidades derivados del cambio climático.

Este trabajo supone un gran avance en materia de adaptación al cambio climático, uno de los puntos relevantes que el Grupo Red Eléctrica ha incluido en su Compromiso con la lucha contra el cambio climático, que la compa-ñía mantiene desde el año 2010. Además, con la publicación de los resultados de este trabajo, el Grupo avanzará en la transparencia en la información que proporciona a sus grupos de interés.

 

Compromiso de reducción de emisiones
Los trabajos en materia de adaptación complementan el compromiso del grupo en materia de reducción de emisiones. En este sentido el grupo ya anunció su compromiso de reducir sus emisiones en un 40% por MWh transportado en 2030 con respecto a 2015 (objetivo validado en 2018 por la iniciativa SBTi, que tiene como misión ayudar a fijar estrategias contra el cambio climático  y validar objetivos empresariales asegurando su consistencia con los objetivos globales adoptados en París en 2015) así como su adhesión en noviembre de este mismo año a la iniciativa “Business Ambition for 1.5 °C”, que es un movimiento de empresas por el clima impulsada por el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres.