Sala de prensa

Sala de prensa

La nueva subestación de Cariñena, clave para descarbonizar el transporte ferroviario en el Corredor Mediterráneo

  • Red Eléctrica de España ha comenzado la construcciónde esta infraestructura que también servirá para integrar energías renovables en el sistema eléctrico

La electrificación del transporte es una de las claves para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones de CO2, ya que propone la utilización de energía eléctrica en lugar de combustibles fósiles en la red ferroviaria. En este sentido, la construcción de una nueva subestación de 400 kilovoltios (kV) en Cariñena (Zaragoza) es de vital importancia para avanzar en la electrificación del eje ferroviario que discurre entre Zaragoza, Teruel y Sagunto, en Valencia.

Red Eléctrica de España ha comenzado las obras de construcción de esta infraestructura y de la línea eléctrica de doble circuito de 400 kV que le dará servicio, que comportarán una inversión de 8,3 millones de euros y se prolongarán previsiblemente hasta mediados del próximo año 2021. El delegado regional de Red Eléctrica en Aragón, José Ignacio Lallana, ha visitado junto al alcalde de Cariñena, Sergio Ortiz, el emplazamiento de la nueva subestación para comprobar el desarrollo de los trabajos, que se encuentran en su fase inicial.

La configuración de sus interruptores otorgará a la subestación la máxima seguridad de funcionamiento y una mayor flexibilidad para las operaciones de mantenimiento. Además, se construye utilizando un nuevo estándar de comunicación entre los equipos eléctricos y los sistemas de mando y control, según un protocolo que mejora la flexibilidad y seguridad de la instalación y disminuye el cableado de cobre sustituyéndolo por tecnología de fibra óptica. La actuación se enmarca en el continuo impulso de innovación y aplicación de las mejores tecnologías en el desarrollo de las instalaciones de Red Eléctrica.

Esta subestación forma parte del conjunto de instalaciones de Red Eléctrica a partir de las que se electrificará el mencionado corredor y que se completa con las ampliaciones de otras como las subestaciones de Calamocha y Mezquita, en Teruel, y la de Segorbe, en Valencia. Además de para descarbonizar el transporte ferroviario al dar servicio eléctrico a este eje, la subestación de Cariñena será un punto de integración de un fuerte contingente de energías renovables en la zona de 148 megavatios eólicos y 324 fotovoltaicos que ya tienen acceso confirmado.

Además de para descarbonizar el transporte ferroviario al dar servicio eléctrico a este eje, la subestación de Cariñena será un punto de integración de un fuerte contingente de energías renovables en la zona de 148 megavatios eólicos y 324 fotovoltaicos que ya tienen acceso confirmado.

Las subestaciones eléctricas son puntos de entrada y salida de energía que establecen los niveles de tensión adecuados para el transporte y distribución de la energía eléctrica. Se convierten en un elemento de desarrollo de su entorno y son infraestructuras eléctricas esenciales para llevar a cabo la transición energética de un modo eficaz y respetuoso con el medioambiente.