Sala de prensa

Sala de prensa

Red Eléctrica apuesta por la vía verde para la recuperación económica tras la crisis provocada por la pandemia

  • La presidenta del Grupo, Beatriz Corredor, hace un llamamiento para poner la transición energética en el centro de los planes de recuperación económica porque “no hay crecimiento posible sin desarrollo sostenible”.
  • Red Eléctrica se compromete a impulsar el nuevo modelo energético a través un importante esfuerzo inversor y tecnológico, ya previsto en su Plan Estratégico 2018-2022.
  • Durante la crisis de la COVID-19, la empresa ha puesto en marcha un plan de contingencia con el que garantiza la seguridad del suministro eléctrico y de las telecomunicaciones.
  • En 2019, la compañía ha avanzado en su Plan Estratégico 2018-2022, con una inversión de 1.870 millones de euros, que triplica la cifra de 2018.
  • El Grupo celebra este año su 35 aniversario convertido en operador global de infraestructuras estratégicas y con el firme propósito de situarse en el centro de la transformación global.
  • La Junta General de Accionistas, celebrada hoy con un quórum de constitución del 61,68%, ha contado con la aprobación prácticamente unánime de todas sus propuestas.
  • Entre los principales acuerdos, la Junta ha ratificado el nombramiento como consejera, en la categoría de “otros externos” de Beatriz Corredor, así como el de Roberto García Merino como consejero ejecutivo con un 98,48% y un 98,98% de votos a favor, respectivamente.

El Grupo Red Eléctrica apuesta por una salida verde a la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus en España. Para la compañía, el foco de este nuevo modelo económico debe ser el impulso de la transición energética, que debe articularse en cinco vectores: la descarbonización de la economía, la integración de las energías renovables, el impulso de la eficiencia energética, la protección del medioambiente y la apuesta por una transición justa e inclusiva.

La presidenta del Grupo, Beatriz Corredor, ha apuntado que “este modelo no retrae recursos, sino que es una potente herramienta de creación de empleo, porque no hay crecimiento posible sin desarrollo sostenible”. Corredor ha realizado estas declaraciones durante la Junta General de Accionistas de la compañía, celebrada hoy en Madrid. Se trata de la primera Junta de Accionistas tanto para la presidenta Beatriz Corredor como para el consejero delegado, Roberto García Merino, y la primera vez en la historia de la compañía que se realiza de forma telemática.

Durante su intervención, la presidenta ha detallado que Red Eléctrica ejercerá un papel protagonista en este nuevo modelo por su condición de operador y transportista del sistema eléctrico español. Corredor ha recordado que el Plan Estratégico 2018-2022 del Grupo recoge un esfuerzo inversor y tecnológico continuado. En concreto, destinará 3.221 millones –el 53% de dicho plan– para hacer posible la transición energética a través del desarrollo de una red de transporte robusta, inteligente, interconectada; la optimización de la operación del sistema, cada vez más complejo; el avance en la aplicación de medidas de gestión de la demanda; la incorporación de sistemas de almacenamiento y la movilidad eléctrica; el impulso de la innovación y el desarrollo de nuevos servicios para la coordinación entre los agentes. La presidenta también ha recalcado que para afrontar los retos que plantea este nuevo escenario será necesaria la realización de nuevas inversiones en la red de transporte, el desarrollo de nuevas funciones y responsabilidades por parte de Red Eléctrica de España y una mayor coordinación entre los agentes.

Corredor ha subrayado que este compromiso de la compañía refuerza la hoja de ruta marcada por el Pacto Verde propuesto por la Comisión Europea y el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima presentado por el Gobierno de España.

Plan de acción contra la COVID-19

La Junta de Accionistas también ha puesto el foco en la crisis ocasionada por el coronavirus en España. Corredor ha transmitido el pésame por las consecuencias de la pandemia, principalmente a todas las familias que han perdido a un ser querido, con un recuerdo especial para el expresidente de la compañía José Folgado y el que fuera consejero Santiago Lanzuela, recientemente fallecidos.

Tanto la presidenta como el consejero delegado han profundizado en la actuación de Red Eléctrica durante este periodo y han detallado el plan de contingencia que la compañía ha puesto en marcha y cuyas máximas han sido preservar la salud de los empleados y garantizar en todo momento el suministro eléctrico y la conexión a través de las redes de telecomunicaciones. Ambos, servicios esenciales que ofrece la empresa y que hasta el momento se han desarrollado con total normalidad.

Entre otras medidas, el pasado mes de marzo Red Eléctrica puso en marcha un tercer centro de control para reforzar aún más la redundancia del sistema, e implantó el trabajo en remoto para la mayor parte de su plantilla. Corredor ha dedicado unas palabras de agradecimiento a los empleados del Grupo, “porque son el alma de Red Eléctrica y, una vez más, han demostrado su gran compromiso y profesionalidad”.

Del mismo modo, en este tiempo la compañía se ha sumado a numerosas iniciativas solidarias para ayudar a colectivos vulnerables y en riesgo de exclusión que están sufriendo ya los efectos de esta situación de emergencia. También ha impulsado acciones que emplean la innovación tecnológica para reactivar el tejido productivo de nuestro país.

2019: un paso en firme en la hoja de ruta 2018-2022

Durante sus discursos, tanto la presidenta como el consejero delegado han reflexionado sobre el ejercicio 2019, en el que el Grupo ha avanzado en su compromiso con la transición energética, ha reforzado el área de telecomunicaciones, ha impulsado su internacionalización y ha concretado su apuesta por la innovación tecnológica, en línea con su Plan Estratégico 2018-2022. Para ello, la compañía ha realizado un importante esfuerzo inversor, alcanzando en 2019 los 1.870 millones de euros, lo que triplica la cifra del año anterior.

También han destacado la consecución exitosa del plan anterior (2014-2019), que ha concluido con un nivel de inversión superior al comprometido, en concreto 4.861 millones de euros.

En 2019, en el marco de su compromiso con la transición energética, Red Eléctrica ha trabajado de forma intensa en los objetivos marcados. De esta forma, ha hecho posible la integración de más de 6,4 GW de nueva potencia de generación renovable. Con este incremento, las energías verdes cerraron el año alcanzando el 50% del total del parque generador en España. Por otro lado, y gracias a la labor realizada desde el Centro de Control de Energías Renovables (CECRE), el pasado año la compañía contribuyó a que las fuentes renovables representaran el 37,5% de la energía total generada a nivel nacional. Esto facilitó la reducción de las emisiones de CO2 equivalente, logrando una tasa de casi un 60% de generación eléctrica libre de emisiones.

Además de todos estos esfuerzos, en 2019 la compañía ha avanzado en el desarrollo de la red de transporte. La inversión de 396 millones de euros le ha permitido finalizar el año con 44.372 kilómetros de circuito. Por último, en 2019, la red alcanzó un índice de disponibilidad del 97,94% en la península, y de un 96,87% y un 98,91% en Baleares y Canarias, respectivamente.

Entre otros hitos del año, Corredor y García Merino han destacado que el Grupo ha dado un paso en firme en 2019 en el refuerzo del área de telecomunicaciones con la adquisición del 89,68% del capital social del operador español de satélites Hispasat. Otro de los hechos más destacados ha sido la entrada en Brasil, tras llegar a un acuerdo con el Grupo Energía Bogotá para adquirir, conjuntamente y a partes iguales, el 100% de las acciones de la compañía Argo Energía, dedicada a la gestión de redes de transporte de alta tensión.

Por último, el pasado año también ha sido significativa la creación una nueva compañía dedicada a promover la innovación tecnológica en los ámbitos de la electricidad y las telecomunicaciones.

El futuro de la compañía en su 35 aniversario

Este año, la compañía celebra su 35 aniversario, convertida en un operador global de infraestructuras estratégicas con la sostenibilidad como palanca esencial de su actividad. Este compromiso con la sostenibilidad es una de las señas de identidad de la compañía y se apoya en la excelencia, la innovación, la integridad, la transparencia, el cuidado ambiental y la generación de valor compartido con la sociedad.

En palabras de Corredor, tres décadas después de su constitución, Red Eléctrica es hoy un grupo “más diversificado, más fuerte y sólido, más grande y estable, más comprometido, más valioso para sus grupos de interés, y más necesario y útil para la sociedad”. Ahora, el Grupo afronta el futuro consciente del importante papel de las empresas como agentes activos del cambio. “Nos encontramos en un momento de transformación global en el que las empresas debemos estar atentas a los desafíos que se presenten. Y el propósito de Red Eléctrica es estar en el centro de esa transformación”, ha afirmado.

Acuerdos alcanzados

La Junta General de Accionistas, celebrada hoy con un quórum de constitución del 61,68%, ha contado con la aprobación mayoritaria de todas sus propuestas.

Entre los principales acuerdos, la Junta ha ratificado el nombramiento como consejera, en la categoría de “otros externos” de Beatriz Corredor, así como el de Roberto García Merino como consejero ejecutivo con un 98,48% y un 98,98% de votos a favor respectivamente. Asimismo, se ha reelegido a Carmen Gómez de la Barreda como consejera independiente de la corporación, con un 99,02% de votos a favor.

Por otro lado, se ha aprobado un dividendo de 1,05 euros por acción que, como ha destacado el consejero delegado, Roberto García Merino, “está en línea con lo establecido en el Plan Estratégico 2018-2022”. En este sentido, el consejero ha afirmado que la compañía mantiene el compromiso de repartir un dividendo de al menos 1 euro por acción en el periodo 2020-2022. Asimismo, y en lo relativo a los resultados previstos para 2020, García Merino no espera que la COVID-19 suponga un impacto muy significativo para la empresa, que ha visto reforzada su liquidez, alcanzando los 3.000 millones de euros a mediados de abril.

El respaldo del accionariado privado a los puntos relativos a la retribución del Consejo de Administración ha sido de un 96% de media. Como en años anteriores, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) se ha abstenido en dichos puntos, permitiendo que sean los accionistas privados quienes decidan.

Las propuestas relativas a las cuentas anuales individuales y consolidadas, han sido aprobadas con un 99,9% y un 99,9% de votos a favor respectivamente, y el respaldo al pago del dividendo ha alcanzado el 99,4%.