Actividades

Sistema eléctrico balear

Singularidades del sistema balear

Hasta la puesta en servicio de la interconexión entre la Península y Baleares en 2012, el sistema eléctrico balear estaba constituido por dos subsistemas de pequeño tamaño y eléctricamente aislados: Mallorca-Menorca e Ibiza-Formentera, lo que impedía que los índices de estabilidad y calidad de servicio fueran similares a los de sistemas más grandes e interconectados.

Centro de control de las Islas Baleares.Por este motivo, Red Eléctrica llevó a cabo la ejecución de este enlace eléctrico con la red peninsular. Esta conexión, además de suponer una opción complementaria a la construcción de nuevas centrales eléctricas en Baleares, permite incrementar la competencia en el mercado de generación de las islas, con la consiguiente mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad del sistema eléctrico balear.

En el 2016 los dos subsistemas eléctricos del archipiélago balear se unen mediante el doble enlace Mallorca-Ibiza. Con una longitud de 123 km (incluidos los 115 km del tramo bajo el mar), en el momento de su puesta en servicio es el enlace submarino más largo del mundo en corriente alterna y el más profundo de este tipo, ya que discurre por fondos marinos de hasta 800 metros. La interconexión submarina Mallorca-Ibiza aporta además ventajas de carácter ambiental y de ahorro de costes al sistema eléctrico. Aun siendo éste el principal desarrollo, existen otros proyectos de interconexión entre islas que conectarán Mallorca-Menorca e Ibiza-Formentera.