Sala de prensa

Sala de prensa

01.03.2019
Hoy se han iniciado los trabajos en Folgueroles (Barcelona)

Empieza en Osona el desmantelamiento de las líneas paralelas al eje de 400 kV Vic-Bescanó

  • Incluye el desmontaje de 100 apoyos en un tramo de 38 kilómetros entre Vic y Bescanó. Al final del proyecto, el nuevo eje de 400 kV no habrá supuesto construir más apoyos de los que ya había en el territorio
  • El desmontaje se puede llevar a cabo gracias a la puesta en servicio del eje de 400 kV Vic-Bescanó-Santa Llogaia que aumenta la calidad de suministro y la seguridad del sistema
  • Se trata de la restitución paisajística de infraestructura eléctrica más importante realizada en España en los últimos años

Hoy han empezado en Folgueroles (Osona) los trabajos para desmantelar la línea de 220 kilovoltios (kV) paralela al eje Vic-Bescanó-Santa Llogaia, de 400 kV. Concretamente, este proyecto consiste en el desmontaje de 100 apoyos de la línea de 220 kV entre Vic y Bescanó en un tramo total de 38 kilómetros. El tramo a desmantelar incluye los municipios de Vic, Folgueroles, Sant Sadurní d´Osomort i Vilanova de Sau, en a la provincia de Barcelona, y Sant Hilari Sacalm, Osor, Santa Coloma de Farners, Brunyola, Anglès i Bescanó, en la provincia de Girona.

La ejecución de estos trabajos, han sido posible gracias a la culminación del eje de 400 kV con la puesta en servicio, a principios de este año, de la subestación La Farga, situada entre los términos municipales de Sant Julià de Ramis y Cervià de Ter, que tiene como objetivo mejorar la seguridad y calidad de suministro eléctrico en toda el área del norte de Girona y de la Costa Brava centro.

Los trabajos tienen un plazo de ejecución de seis meses y consisten en el desmontaje de los cables, la retirada de los apoyos, la demolición de las cimentaciones y la restitución del terreno. Posteriormente, también se desmantelarán los tramos de 110 kV en la zona de les Guilleries y de 132 kV entre la nueva subestación de la Farga y Santa Llogaia (Alt Empordà). Actualmente ya se están finalizando los trabajos de desmantelamiento de la línea de 220 kV entre Bescanó y la Farga, que han implicado la retirada de 52 apoyos y la restitución del paisaje en un tramo de 18,5 kilómetros.

Los trabajos de desmantelamiento se han presentado hoy en un acto en Folgueroles que ha contado con la presencia de la consejera de Empresa i Coneixement de la Generalitat, Àngels Chacón; el director general de Energia de la Generalitat, Pere Palacín; la delegada del Govern en la Catalunya Central, Alba Camps, y los alcaldes de Vic, Bescanó y Folgueroles, que han sido recibidos por la directora general de Transporte de Red Eléctrica, Eva Pagán.

Los cuatro proyectos de desmantelamiento son fruto del acuerdo entre Red Eléctrica, la Generalitat y los municipios afectados por el trazado, según el cual el nuevo eje de 400 kV Sentmenat-Vic-Bescanó-Santa Llogaia incorporaba, mediante el sistema de compactación, las líneas eléctricas que transcurrían paralelas a la de 400 kV. Cuando finalice el proyecto, la construcción de la nueva línea no habrá supuesto incrementar el número de apoyos, dado que la retirada de los antiguos coincide con el número de nuevos apoyos construidos.

La desaparición de los antiguos trazados supone la restitución paisajística más relevante de una infraestructura eléctrica llevada a cabo en España en los últimos años y refuerza el compromiso medioambiental de Red Eléctrica con el territorio.