Gestión de los conflictos de interés
La relevancia social de las responsabilidades y funciones desarrolladas por el Grupo Red Eléctrica da lugar a que nuestros grupos de interés tengan una especial sensibilidad hacia los conflictos de interés que puedan surgir en la organización y la manera en que son gestionados.

El Grupo Red Eléctrica está comprometido con la identificación y gestión ejemplar de cualquier posible conflicto de interés, dotando a sus miembros de las herramientas necesarias para afrontarlos de una manera satisfactoria y preservar la reputación de la organización.

El Grupo establece en el Código Ético y de Conducta la correcta gestión de los conflictos de interés como uno de sus principios fundamentales, especificando las pautas de conducta básicas que han de regir las actuaciones y decisiones de las personas del Grupo, para preservar la imparcialidad y objetividad en el ejercicio de sus funciones.

El Grupo Red Eléctrica cuenta desde el 2018 con una Guía para la gestión de conflictos de interés con la finalidad de detectar y prevenir potenciales conflictos de interés que puedan afectar al equipo directivo del Grupo. La Guía es fruto del deber de diligencia de la compañía en materia de conflictos de interés, e incorpora las medidas preventivas necesarias para minimizar los riesgos en ese ámbito.

Red Eléctrica dispone de un Órgano Consultivo que es el responsable del desarrollo y debida aplicación de la referida Guía, para la identificación, gestión y resolución de los conflictos de interés. El Órgano Consultivo actúa en todo caso, de manera independiente para poder ejercer sus funciones de modo eficaz y sin influencias indebidas. Además, asesora y propone medidas para garantizar un mejor uso de la información confidencial que tenga vinculación con la gestión de los conflictos de interés.

El Grupo Red Eléctrica cuenta con un Canal Ético y de cumplimiento para la comunicación de los posibles conflictos de interés que puedan afectar a sus miembros, y sean adoptadas por la organización las medidas necesarias para preservar los valores y principios del Código Ético y de Conducta.