Actividades

Operación del sistema

Gestión de demanda

Nuestra sociedad demanda continuamente electricidad para producir bienes en las fábricas, desarrollar la actividad de comercios y empresas y para alimentar la vida de los hogares.

Durante todo el día se van produciendo cambios en la demanda: el inicio de la jornada laboral, el cierre de los comercios al mediodía o la mayor ocupación de los hogares al final del día, explican por qué la curva de demanda no es idéntica las 24 horas del día. Existen, no obstante, unas pautas de consumo que ayudan a Red Eléctrica en sus previsiones de demanda. Encontrarás más información sobre nuestros hábitos desde la sección Nuestros hábitos de consumo.

En este contexto, la gestión de la demanda es la planificación e implementación de medidas destinadas a influir en el modo de consumir energía con el fin de modificar el perfil de consumo. Con ellas se contribuye a una gestión más eficiente y sostenible del sistema eléctrico. Estas medidas se clasifican en 4 grupos según su impacto en la curva de demanda.